Eme Alfonso y HWM: “La curiosidad va a matar a todo el mundo”

eme-alfonso-fundadora-y-directora-musical

Eme Alfonso, fundadora y directora musical

Por: Susana Méndez Muñoz
Categorías: MÚSICA, DANZA, MUSIC, MÚSICA FOLCLÓRICA

Entre los días 23 y 26 de marzo un singular suceso musical ocupará el Centro Cultural Fábrica de Arte Cubano y el Parque Metropolitano de La Habana: el Festival Havana Wordl Music (HWM) en su cuarta edición.

 

HWM persigue presentar al público cubano una muestra de calidad del panorama musical internacional actual, donde destacan, como en ediciones anteriores los talento cubanos, entre ellos “los sin papeles”, como los llama Eme Alfonso, fundadora y directora musical de este evento, la cual accedió a conversar con Cubarte sobre las características  del mismo y las especificidades de esta, su cuarta edición.

¿El punto de partida de Havana World Music fue tu participación en el proyecto Para mestizar auspiciado por la UNESCO sobre diversidad cultural en el año 2012?

Sí, esa fue una investigación que hicimos con  la UNESCO y el Ministerio de Cultura por toda la Isla durante casi dos años, buscando respuestas sobre de dónde venimos; por qué la cultura cubana es tan rica; por qué tenemos tantos elementos de otras culturas y puedo asegurarte que fue un proyecto precioso en el que descubrimos mucha música y lamenté no haberla descubierto antes. 

A partir de aquí se nos ocurrió a los integrantes del equipo que trabajamos Para mestizar crear una plataforma, una especie de evento al que pudiéramos invitar a muchos de estos proyectos que encontramos en el viaje, poder traerlos a La Habana y que la gente de aquí, sobre todo los jóvenes pudieran conocerlos, ya que ahora mismo “todo viene por una caja” y te dicen la música que tienes que escuchar y muchas veces se nos hace difícil ver cosas novedosas, no porque no existan, sino porque los mecanismos de promoción no las tienen en cuenta generalmente. 

Con esta intención  comenzamos en el 2014 haciendo un evento pequeño porque la primera edición no fue tan ambiciosa; recibimos muchas propuestas  internacionales, músicos de otros países que querían tocar aquí gratis, porque Cuba les gustaba mucho, les encantaba y este primer festival fue mucho más grande, mucho más bonito y emocionante de lo que esperábamos nosotros como equipo. 

¿Qué les demostró la primera edición? 

Fue un choque con la realidad y nos demostró que efectivamente existía ese hueco, que el público estaba ávido de propuestas nuevas y que la gente joven estaba dispuesta a recibir toda aquella información año tras año. 

¿En esta cuarta edición de HWM cuánto de los propósitos fundacionales del evento se mantiene? 

Hemos ido variando; al principio estábamos un poco más cerraditos, yo misma como directora artística lo estaba con las propuestas porque queríamos que fueran cosas más folklóricas, más genéricas… y de repente empezamos a ver la paleta de música interesante que existe que ya no es tan folklórica, que ya no es tanto a las raíces sino gente que trabaja con sus propias raíces y hace fusiones o incursiones en géneros super interesantes y ahí si tuvimos que decir que eso también era  bienvenido porque también era World Music, ¿por qué no? Trabajar con tus propias raíces y decirlas en un lenguaje más moderno para llegar a un público joven, es válido. 

Hemos modificado nuestras ideas fundacionales y ha sido para bien,   pero se mantiene el propósito inicial de traer a músicos de provincias; en esta cuarta edición traemos a La Tumba francesa que sabemos que fue declarada por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial y que comprende un conjunto de expresiones músico-danzarias desarrolladas en las zonas cafetaleras de Cuba, a partir de la emigración de colonos franceses de Haití a finales del siglo XVIII. 

Para nosotros es un honor que esta agrupación se presente en nuestro festival. 

Los intentos de visualizar propuestas musicales novedosas y diversas se refuerzan con la creación de Primera Base… 

Sí, por supuesto tanto el festival como el concurso tienen el mismo enfoque y la misma intención partiendo de qué es lo que queremos para la música cubana. 

Queremos recibir propuestas porque particularmente yo pienso que estamos estrechos en alternativas  de diversidades musicales, genéricas, sonoras, estamos un poco cayendo en lo mismo. 

Muchas de las bandas jóvenes suenan a lo mismo a diferencia de otras generaciones como la de mis padres, que rompieron, se arriesgaron, y me parece que el concurso es la búsqueda de lo nuevo de calidad que pueda ser atractivo para el público que es para quien trabajamos. 

¿Cómo ha sido la participación en el concurso? 

Recibimos a muchos aspirantes; hay muchas cosas buenas que yo creo que van a gustar y el concurso nos va a servir para mostrar lo que está aconteciendo en lo undergrown; nosotros les decimos “los sin papeles”, los que todavía no tienen empresa ni han grabado un disco ni se han podido presentar en ningún escenario porque no tienen disco; el final es un círculo: si no tocan  quién los va a ver y decir si son buenos o no. 

Primera base sirve también para inspirar a otros jóvenes a que se motiven y hagan música y presenten sus propuestas de World Music, de fusión. 

¿El certamen precisa la participación de los músicos hacedores de fusión y experimentación solamente? 

Sí, exactamente; yo no quito que puedas hacer rock o pop, pero nuestro punto de vista siempre es la integración de diferentes géneros no solo de la música cubana. 

¿Al final se selecciona un número cerrado de ganadores o el jurado es flexible y se inclina por seleccionar por la calidad? 

Normalmente son dos, pero es como acabas de decir, a veces hay un tercer grupo que es tan bueno que no se puede dejar afuera y entonces buscamos “el hueco” y se pone, o a veces cuatro, como nos pasó el segundo año. 

¿Qué apoyo técnico y promocional recibirán los ganadores de este certamen por parte de los organizadores de HWM? 

Como Fábrica de Arte Cubano (FAC) es puente de Havana World Music porque muchas de las acciones ocurrirán en ella, el primer regalo que hacemos a los ganadores es participar en el mismo escenario con los artistas internacionales tan potentes que tendremos con nosotros, tratarlos como un igual, darles la oportunidad de que tengan un buen show. 

Tienen también un entrenamiento de una semana sobre su propuesta escénica, cómo mejorarla y luego esa banda pasa directamente a la bolsa de trabajo de FAC por lo que va a ser programada periódicamente allí, va a tener oportunidad de que se le vea y si podemos ayudar a que se integre  alguna empresa, también lo haremos. 

¿Quiénes liderarán este entrenamiento del que hablabas? 

Algunos miembros del equipo de realización de HWM que es internacional; hay cubanos,  españoles, noruegos, es un equipo muy grande pero gracias a la visión de otros expertos foráneos hemos podido abrir nuestra mente y ver cómo se trabajan otros festivales en el mundo porque aunque Cuba es un referente cultural y sobre todo musical   para todo el universo pero técnicamente todavía nos falta mucho por aprender y el nuestro es un evento muy grande y muy complicado logísticamente por lo que ellos nos ayudan mucho con sus experiencias ya que algunos han trabajado en grandes e importantes festivales internacionales. 

¿Cuál será la participación internacional  en el HWM? 

Está confirmada la participación de doce bandas y de  músicos de diez países; creo que ya estamos posicionados como un evento referente — a juzgar por el nivel de convocatoria que hemos alcanzado— y una fiesta de la diversidad cultural. 

Entre lo artistas invitados se encuentran Nomadic Massive (Canadá), que está formado por diez integrantes de diez países diferentes y hacen música urbana pero cada uno aporta su propia música; está Speed Caravan (Argelia-Francia); Mexican Dubwiser que interpretan cumbia electrónica; Madcon (Nourega), Systema Solar (Colombia), Lindigo (Francia), Nightlosers (Rumanía), Wesli (Haití-Canadá), Vlada Tomova (Bulgaria), Lady Moscow (Noruega) y  Sara Guirado (España).

Estos músicos son una muestra de la fusión cultural que existe en muchas ciudades del mundo por su condición cosmopolita y de ahí la riqueza sonora, y esa es también la idea de HWM. 

Se anuncia la participación en el festival de  muchas más agrupaciones foráneas que cubanas ¿A qué obedece esta diferencia? 

Prácticamente es un problema de logística; de repente recibimos tantas propuestas internacionales que a pesar de que Cuba es un país culturalmente muy fuerte creemos que es importante recibir. Los grupos cubanos los conocemos, ya sabemos y el público de qué van, sin embargo lo que veremos en el festival es nuevo para todos. 

Estarán de Cuba Havana D’Primera, La Flota, David Torrens y La Trovuntivitis, pero siempre los músicos foráneos tocan con músicos cubanos  y al final habrá un equilibrio. 

¿Quisieras comentar sobre las acciones teóricas del evento? 

Hemos programado talleres colaterales dentro del mismo recinto para que el evento sea dinámico; en lo que se arma un escenario o se prepara un artista o toca otro va a haber una carpa donde sucederán los talleres que son tienen ninguna restricción en la participación es para todos el que quiera participar en ellos. 

Uno de estos talleres lo impartirá  la cantante búlgara Vlada Tomova que hablará sobre la música de su país; otro lo dirigirá Sara Guirado, una bailarina española de belly dance que, sobre todo dirigido a  los jóvenes, abordará la técnica de la danza del vientre. 

Algo bien interesante será la unión de La Tumba francesa con el grupo Lindigo, que son de Isla Reunión y coinciden en que ambas agrupaciones tocan música creole pero de dos regiones diferentes; vamos a hacer una especie de descarga porque esto no está preparado, ni van a ensayar, ellos se van a unir y encontrar los puntos en común que tengan. 

¿Qué promete HWM al público cubano? ¿Solo al público joven? 

Está enfocado en el público joven, para que ellos conozcan y disfruten, pero estoy convencida de que la curiosidad “va a matar a todo el mundo”, es que es un festival muy amplio, con muchas alternativas; va a ser interesante para todos, pero dirigido esencialmente a los jóvenes; yo soy joven y quiero que otros tengan la misma oportunidad que tuve yo pero es para todas las edades.

 

HWM promete dinamismo, los grupos son de una excelente calidad, yo como directora artística estoy  muy contenta de todas las agrupaciones y músicos que se van a presentar este año, el público la va a pasar super bien y solo le pido a la gente que lleguen temprano, que tengan la oportunidad de pasarse el día allí,  de tirarse en la yerba de ese hermoso lugar que es el Parque Metropolitano, que está arreglado, hemos ayudado también a que el parque tome un poquito más de importancia.

 


Comentarios

captcha