El primero de muchos fidelistas

Por: Beatriz Albert Pino
Categorías: LITERATURA, SOCIEDAD, NOTICIA

Como parte de las jornadas conmemorativas por el natalicio 91 del Comandante Fidel Castro Ruz, la Editorial Verde Olivo relanzó en digno homenaje a la figura histórica de la Revolución el título El primer fidelista, de la autoría del Tte. Coronel Oscar Ojeda Nerey, que acerca al lector a la figura de René Rodríguez Cruz, “el flaco”, a quien Raúl Castro concedió el epíteto de “primer fidelista”.

Oscar Ojeda, quien cuenta con tres libros publicados (Artillero de cola, Maestro del aire y El primer fidelista), narra en su última investigación la historia de un hombre que desde su militancia en las filas del Partido Ortodoxo y tras la muerte de Eduardo Chibás, siguió con fidelidad las ideas de justicia social del aquel entonces un joven abogado: Fidel.

El ejemplar consigue apegarse al estilo biográfico -género poco abundante en la historiografía actual del país- y se nutre del testimonio visual que el propio “flaco” capturó en instantáneas durante los momentos de decisiones y luchas junto al líder histórico.

El primer fidelista. René Rodríguez Cruz nos acerca a la vida de un joven de raíces humildes, que desde temprana edad decidió luchar para enfrentar las injusticias que azotaban la Cuba de los tiempos de la república. En este sentido, el autor, apoyado en sus investigaciones documentales y en los testimonios de familiares, amigos y compañeros de lucha del revolucionario, devela la vida de “el flaco” como fundador de la Juventud Ortodoxa en 1947, como comandante y jefe de Acción en Las Villas ascendido por el Che, como combatiente de Playa Girón, la Sierra y su desempeño luego del triunfo como Presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).

La presentación del ejemplar, efectuada en la tarde de este viernes en la Casa del Alba Cultural, contó con las palabras del director de la Casa Editorial Verde Olivo, Rigoberto Santiesteban Reina, quien ahondó en la vigencia del legado histórico de Fidel en trabajos como estos.

Para nosotros constituye una fecha de vital importancia la escogida para esta presentación, porque rendir homenaje a Fidel, en el primer año que físicamente no se encuentra entre nosotros, es un punto de partida a lo que tendrá que ser ininterrumpidamente nuestro quehacer diario.

Quizás proponernos hacer lo que hizo Fidel pueda parecernos un imposible, quizás proponernos asumir su responsabilidad  puede parecer inalcanzable, pero su pensamiento es la herramienta. Quien se haga de él ganará en lo ético, en lo moral, en lo productivo, en el honor, la dignidad, lo familiar… teniendo como puerto seguro el beneficio de los demás.

La obra sobre Rodríguez Cruz, como plantea su autor, es también un acercamiento al Comandante y a su legado. El libro encuentra en “el flaco” los primeros pasos de nuestro proceso histórico junto a Fidel e invita, por estas fechas, a homenajear al líder de la Revolución en toda su dimensión humana y política.


Comentarios

captcha