Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Sabado, 02 de Agosto, 2014
ir al portal cubarte
Columnas
DIGIMUNDO; ASPECTOS DE LA ERA DIGITAL Arnaldo Coro Antich
Rayos: Amenaza para las nuevas tecnologías de la información y la comunicación Fecha: 2011-11-04 Fuente: CUBARTE
Rayos: Amenaza para las nuevas tecnologías de la información y la comunicación
 Rayos: Amenaza para  las nuevas tecnologías de la información y la comunicación

Los misteriosos y caprichosos efectos de las descargas eléctricas atmosféricas asombran a los expertos en infocomunicación, quienes hacen todo lo posible por disminuir al mínimo las averías causadas por el impacto de los rayos en equipos y líneas de conexión, de las que no se salvan ni los más sofisticados enlaces de fibra óptica.

Los rayos pueden ir de las nubes a la tierra, o a la inversa, de la tierra a las nubes, así como también descargas de nube a nube, y lo que puede resultar sorprendente para la mayoría de las personas... está ya plenamente probado por los viajeros del espacio, astronautas y cosmonautas, que hay rayos originándose en el tope de las nubes y descargando hacia arriba, hacia las capas inferiores de la ionósfera.

Pero eso no es todo. Existen también los rayos esféricos, una especie de plasma altamente concentrado en forma de una bola, cargada de una enorme energía que puede atravesar paredes e incluso moverse dentro de un avión, entrando por la nariz, y saliendo por la cola, sin tocar superficie alguna de la aeronave, pero afectando a los sistemas radioelectrónicos.

Los efectos de los rayos sobre los seres humanos están cuidadosamente cuantificados, pero, en general, no existe una base de datos que acumule  incidencias y detalles de los daños causados a la infraestructura de la economía, incluyendo, por supuesto, los impactos sobre el equipamiento de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

En Cuba, el promedio anual de personas que mueren víctimas de las descargas eléctricas atmosféricas alcanza la cifra de 65, según un artículo escrito por el conocido experto en meteorología tropical doctor José María Rubiera, director del Centro Nacional de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

Los rayos pueden ocurrir en cualquier momento, incluso con el cielo totalmente despejado, y la frecuencia de las descargas durante una intensa  tormenta puede exceder de los cinco o seis por minuto.

Mucho se ha escrito, y presumiblemente, se seguirá escribiendo sobre el desarrollo de los sistemas de protección contra este fenómeno natural, así como también acerca de los casos más increíbles de afectaciones.

El impulso electromagnético, IEM: Causante de inusitadas y sorprendentes averías

Cuando un rayo impacta en las cercanías de un lugar, donde se encuentran equipos electrónicos de las más avanzadas tecnologías, suelen ocurrir además roturas cuya explicación mediante análisis convencionales resulta punto menos que imposible.

Tengo experiencias propias sobre estos fenómenos que algunos expertos consideran como algo normal, pero que no dejan de sorprender a los legos en la materia.

Me refiero a los daños que causan a computadoras u ordenadores, modems, impresoras, exploradores de imagen (scanners), interfases ADSL, enrutadores, conmutadores, y unidades de respaldo energético, así como a otros aparatos empleados en la implementación de las llamadas TIC, o sea Tecnologías de la Información y la Comunicación...

Corría la temporada veraniega del 2008, cuando un rayo impactó en las cercanías de mi casa, produciendo daños a la instalación eléctrica, de la forma más caprichosa imaginable... Pero lo realmente sorprendente fue que una unidad de respaldo eléctrico, esa que conocemos como “backup”, es decir un aparato para asegurar el suministro sin interrupción de la energía eléctrica a los equipos de cómputo, quedó fuera de servicio, sin que estuviera conectado ni a la red eléctrica, ni a ningún equipo. Estaba la UPS simplemente en espera de una nueva batería recargable, la cual después de tres años de
servicio tenía que ser sustituida, ya que no retenía la carga.

Pues bien, la UPS, cuando le puse el acumulador ese mismo día, no funcionó, y una revisión cuidadosa de los circuitos dio como resultado que un gran número de componentes activos, es decir circuitos integrados y transistores estaban irreversiblemente dañados.

Consulté a uno de los principales expertos de Cuba en el complejo tema de las descargas eléctricas atmosféricas, el Maestro en Ciencias Técnicas, e Ingeniero Electricista Enrique Gay-Calbó, quién ha dirigido la protección contra los rayos y la instalación de sistemas de aterramiento en muchos de los principales edificios de nuestro país.

Según Gay-Calbó, el daño a la unidad UPS fue causado por un fenómeno llamado impulso electromagnético del rayo, el cual abarca un área alrededor de donde se produce la descarga, y que es capaz de dañar los sensibles circuitos de semiconductores, tanto bipolares como los de óxidos metálicos (CMOS), sin que los aparatos estén conectados a las redes eléctricas ni a las líneas telefónicas.

La única protección contra el IEM, el impulso electromagnético, consiste en que los equipos no solo estén desconectados, sino además, que no sobresalgan de ellos cables de conexión que puedan actuar como antenas, y además, los aparatos tienen que estar contenidos dentro de cajas de acero laminado soldadas, pues las cajas de aluminio, como la de mi UPS averiado, no protegen contra los efectos del IEM.

Los rayos son impredecibles... pero sus efectos son palpables, y es por eso que toda instalación tecnológica debe contemplar, con alta prioridad, el proyecto de instalación de pararrayos, y sus correspondientes sistemas de aterramiento, que aseguren un mínimo de protección contra las averías típicas, aunque como explicó el Ingeniero Gay-Calbó, no hay protección posible contra el impulso electromagnético, a menos que se dote a todos los equipos de gabinetes metálicos, construidos con láminas de acero debidamente soldadas entre sí, para garantizar su hermeticidad.

En el caso de las instalaciones domésticas, las tres reglas básicas son:

1. Desconectar todos los equipos electrónicos de la red eléctrica una vez que se terminen de usar, y ante el más mínimo signo de cercanía de tormentas eléctricas.

2. Los aparatos que emplean antenas exteriores, deben ser desconectados y hay que prestar especial énfasis de instalarlas en lugares que nos garanticen buena recepción a la mínima altura posible sobre las edificaciones.

3. Si se cuenta con sistema de aterramiento, también hay que desconectar “la tierra”, una vez que se terminen de usar los equipos, toda vez que en no pocas ocasiones los destructores fenómenos causados por los rayos que penetran por la vía de las conexiones de tierra.

 

Imagen: Internet

Temática: Nuevas tecnologías
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...
Noticias   •   Artículos   •   Columnas   •   Entrevistas   •   Críticas   •   Reseñas   •   Dossier    Multimedia   |   Foros   •   Prensa   •   Boletines
optimizado para 1024 x 768 px
- Realización: CUBARTE