Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Jueves, 18 de Diciembre, 2014
ir al portal cubarte
Columnas
EL AZAR RECURRENTE Roberto Méndez Martínez
El nuevo tiempo de José Martí Fecha: 2010-03-05 Fuente: CUBARTE
El nuevo tiempo de José Martí
El nuevo tiempo de José Martí
Sin dudas estos son tiempos de una mayor difusión desde las provincias, de las ideas y la estatura de José Martí, el más alto referente de la cubanía,  una de las inmanencias que por más de un siglo ha conformado  el pensamiento cubano de varias generaciones y que durante un tiempo apreciable, no fue suficientemente difundido en correspondencia con su importancia universal.

La débil instrucción desde la escuela cubana para el acceso a un conocimiento superior de su obra, contribuyó a que varias generaciones transitaran por el espacio cubano sin la adecuada preparación para entender la magnitud de su pensamiento. A esto contribuyó notablemente, que lo explicado muchas veces se hallaba signado por lo superficial y por la leyenda negra de que resultaba difícil la comprensión de su lectura.

La década de los noventa del pasado siglo en Cuba, refirió un cuestionamiento crítico de otros paradigmas extendidos en la escuela y otras instituciones, y una necesidad inaplazable de ampliar el estudio de los principales sucesos y gestores de nuestra memoria cultural e histórica. Entre ellos naturalmente, José Martí.

El 20 de octubre de 1995 surge la Sociedad Cultural José Martí, fundada por un grupo de eminentes pensadores cubanos, con la intención de establecer desde Cuba, canales de comunicación acerca de la obra del Apóstol, hacia diferentes lugares del mundo.

Al constituirse Filiales de esta institución en todo el país, se activó un sistema de promoción del ideario martiano a través de estrategias diversas, que tienen en la cultura, la vía más expedita para materializar los postulados que definen todo el pensamiento humanista de Martí.

Desde entonces y de forma gradual, ha sido visible un notable cambio de la responsabilidad del cubano en atención de las innumerables exigencias derivadas de las expectativas  de las generaciones actuales en Cuba y fuera de ella, sobre el conocimiento de la herencia cultural del Héroe Nacional.

Resulta insuficiente, porque es tan extensa y variada la obra de Martí, tan copiosa en cada lectura, que revela múltiples sentidos y  en pocos años no es posible conseguir logros de mayor profundidad y productividad no sólo en estudio, sino en una actitud de reconocimiento, de búsqueda individual de sus esencias.

Un papel de ganado protagonismo de la indagación sobre esos temas, se definió durante décadas en el Centro de Estudios Martianos y en una política de compromiso de los jóvenes hacia la figura del Apóstol en los Seminarios de Estudios Martianos. La ausencia en las provincias de instituciones que pudieran homologar intenciones con el primero y la pérdida de orientación por etapas de los otros, no facilitó la extensión sistemática de los objetivos masivos de estas búsquedas indispensables para el alma de Cuba desde el acercamiento frecuente a José Martí y el conjunto voluminoso de su obra.

La aparición de la Sociedad Cultural José Martí, vino a recuperar con iniciativas loables desde cada provincia, fórmulas desenajenadas de promoción de la obra y el acercamiento a la figura del héroe.

Los concursos nacionales y los surgidos en casi todos los territorios, un sistema de eventos de alto prestigio, innumerables acciones culturales y científicas se estructuraron en esos espacios, para impulsar conscientemente desde una convocatoria social y muy extendida, los propósitos de la Sociedad Cultural José Martí, formada por la vanguardia comprometida con el actuar y pensar del Apóstol de Cuba.

La iniciativa de elevados tonos que significó la aparición de los Cuadernos Martianos, permitió catalizar desde la escuela la enseñanza sobre la obra de Martí, socializar su forma de preparación, comprometer a los docentes con el manejo de ese medio, aproximar a los estudiantes y comprobar las carencias docentes para asumir con total profesionalidad, el trabajo con los cuadernos, urgidos hoy de un nuevo impulso en su tratamiento desde la escuela cubana.

La motivación en organismos y organizaciones, aún cuando pudiera ser más sistemática, cada día eleva más su frecuencia de proyección en el método promotor de la obra de José Martí, procurando una mayor valoración de su trascendencia desde iniciativas culturales diversas, que permiten una desacralización y nuevas posibilidades de aproximación espontánea a su figura.

Este nuevo tiempo provoca reflexiones y ante tantas inquietudes al menos, el alivio por iniciativas nobles y actuales, auténticas según las características territoriales, con fortalezas desde Cuba, y su extensión y conocimiento hacia todo el mundo.

 

Temática: Cultura General
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...
Noticias   •   Artículos   •   Columnas   •   Entrevistas   •   Críticas   •   Reseñas   •   Dossier    Multimedia   |   Foros   •   Prensa   •   Boletines
optimizado para 1024 x 768 px
- Realización: CUBARTE