Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Jueves, 23 de Octubre, 2014
ir al portal cubarte
Columnas
GAZAPERÍAS Fernando Carr Parúas
Gazaperías No. 133 Fecha: 2012-01-02 Fuente: CUBARTE
Santa Cruz, departamento de Bolivia
Santa Cruz, departamento de Bolivia

AMERICANISMOS

Bolivianismos

Voces regionales de Santa Cruz

El español es un idioma que todos los días va cambiando. En él se incluyen palabras cultas y vulgares, así como voces familiares, infantiles y del habla coloquial. Además, vocablos de otros idiomas que se españolizan o se insertan tal cual son, como préstamos a la lengua española.

Sin embargo, estos cambios hacen que vaya creciendo y enriqueciéndose el idioma español —hablado por unos quinientos millones de personas en el mundo—, pues, entre los vocablos de otras lenguas que se han ido españolizando se encuentran voces de idiomas tales como el náhuatl, el quechua, el aymara, y de varias etnias de América, que no poseen otros idiomas europeos.

Ahora voy a comentar voces que se hablan en el Oriente boliviano, las cuales, en muchos casos, no son las que se dicen en la zona montañosa andina o en el altiplano, o sea, en el Occidente de esa hermosa nación. El Oriente boliviano está conformado por tres departamentos: Pando, Beni y Santa Cruz, pero en este último, el mayor de toda Bolivia, cuya capital es Santa Cruz de la Sierra, es de donde, principalmente, surge el habla oriental boliviana.

Santa Cruz estuvo incomunicada con el resto del país hasta la década de los años cincuenta del siglo pasado, cuando se comenzaron a trazar caminos, carreteras, hacia diferentes puntos del país.

Años después empezaron a pavimentar las calles de la ciudad y se fueron enlosando. La primera zona que se enlosó fue la de las calles de la plaza principal, en 1965. Pero todo esto se fue haciendo de una manera casi vertiginosa, pues hoy por hoy, Santa Cruz de la Sierra es una bella ciudad, con amplias avenidas, altos edificios y otras importantes construcciones, y con un moderno y amplio aeropuerto internacional.

Por el motivo de aquel enclaustramiento que antes dije, se fue creando una forma de hablar muy peculiar, en la que se fueron amalgamando voces arcaicas españolas con voces indígenas, provenientes del quechua y de la lengua chiquitana, pero más del guaraní, y todas estas últimas fueron tomando formas fonéticas españolizadas. También del portugués se fueron incluyendo vocablos, por las incursiones de los portugueses y posteriormente de brasileños, provenientes del cercano Brasil, a los alrededores de Santa Cruz.

Todo esto ha hecho que la región, dentro del país, posea el mayor caudal léxico, el más variado y con mayor abundancia de tonalidades.

Recientemente, mi amiga María Sarah Mansilla, vicepresidenta de la Cámara del Libro del Departamento de Santa Cruz, en visita a La Habana, me trajo dos muy apreciados libros: el Diccionario enciclopédico cruceño, de Germán Coimbra Sanz, y El habla popular de Santa Cruz, de Hernando Sanabria Fernández.

Ahora comentaré aquí sobre el primero de ellos, en el cual se abunda en artículos históricos, geográficos, botánicos, zoológicos, folclóricos, biográficos y de otros tipos, además de vocablos de índole general —por eso lo de “enciclopédico”—, aunque faltaría  incluir voces populares más coloquiales, y hasta vulgares, que también forman parte de nuestro idioma:

Mandinga, voz procedente del norte argentino, que los campesinos cruceños dan al ‘diablo’. Pisar es el verbo que se utiliza por atropellar, es decir, ‘pasar un vehículo por encima de una persona, animal o cosa’: “Lo pisó el tren”. Suso se le llama a ese ‘pequeño tumor inflamatorio, doloroso, que nace en el borde de los párpados’, esto es, el orzuelo. Tarjar significa ‘anular, cancelar, rayar algo escrito’: “Apareció en la lista su nombre tarjado”. La voz armada quiere significar ‘cuota’ y ‘pago a plazos’: “El mueble lo compré a pagar en cuatro armadas”. El vocablo carreta es lo mismo que carrete: “Tengo que comprar una carreta de hilo negro”. El adjetivo desgonzado, desgonzada, quiere decir contorsionista, esto es ‘la persona que ejecuta contorsiones difíciles en los circos’.

Con la voz dormida se le llama a la ‘alcoba, dormitorio’: “No sale de su dormida”. El verbo falsear se utiliza con el valor de ‘torcer o distender una articulación’: “Se falseó el tobillo”.

 

 

 

Imagen: Internet

Temática: Cultura General
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...
Noticias   •   Artículos   •   Columnas   •   Entrevistas   •   Críticas   •   Reseñas   •   Dossier    Multimedia   |   Foros   •   Prensa   •   Boletines
optimizado para 1024 x 768 px
- Realización: CUBARTE