Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Jueves, 30 de Octubre, 2014
ir al portal cubarte
Columnas
PERRO HUEVERO... Esther Suárez Durán
La Caperucita Roja llega a las cien representaciones Fecha: 2005-09-17 Fuente: CUBARTE
La Caperucita Roja llega a las cien representaciones
La Caperucita Roja llega a las cien representaciones

(Cubarte)- El pasado día 21 de este mes de agosto la divertida versión de La caperucita roja, del dramaturgo William Fuentes celebró su representación número cien en la Fiesta del Títere que cada verano se desarrolla en el complejo ferial de EXPOCUBA.

El espectáculo, a cargo de los actores titiriteros Armando Morales y Lázaro Hernández, del Teatro Nacional de Guiñol, bajo la dirección artística del primero, fue estrenado el 14 de junio de 2003 en el hermoso Teatro Manzanillo, de la ciudad del mismo nombre, en la provincia Granma, y desde entonces ha participado en eventos teatrales tan disímiles como Manos para un títere, el XI Festival Internacional de Teatro de La Habana, la II Jornada Nacional de Teatro Callejero, el VI Taller Internacional de Teatro de Títeres, la III Bienal de Teatro en la Montaña, la Cuarta Trienal de Títeres, todos ellos desarrollados en el contexto de la Isla, además de formar parte del programa de la Gira Nacional por el Cuarenta Aniversario del Teatro Nacional de Guiñol. Recientemente la referida puesta en escena fue presentada en el V Festival Internacional de Títeres “Con bombos y platillos”, y en el IV Festival Internacional de Títeres, celebrados respectivamente en las ciudades de Quito y Ambato, Ecuador, donde obtuvieron elogiosos comentarios de la prensa especializada y una excelente acogida por parte del público de todas las edades, pues La Caperucita... de Fuentes y Morales derrocha gracia y originalidad tales que es disfrutada a plenitud tanto por los niños y los jóvenes como por el público adulto que usualmente acompaña a los infantes en la experiencia teatral.

El texto de Fuentes, recorrido por el humor en sus más diversos matices y dividido en cinco cuadros que sintetizan y resignifican los principales sucesos del cuento clásico, contó con un discurso escénico de asombrosa variedad que, con total ausencia de pretensiones, supo combinar con desenfado diversos sistemas teatrales, técnicas actorales y recursos expresivos, consiguiendo un diálogo continuo y fresco con el espectador y devolviéndonos así la naturaleza única y festejante del hecho teatral en su esencialidad de acontecimiento improvisado cada vez, en acuerdo tácito con sus participantes.

Los diseños de retablo, vestuario y figuras del propio Morales, caracterizados por la sencillez, nos remiten al teatro de feria a la par que permiten que la puesta en escena contenga una intención didáctica en lo referente al arte del títere, pendulando entre ilusión escénica y deconstrucción de la propia imagen creada, a través de la espacialidad múltiple que incluye acciones tras y delante del retablo, de la alternancia entre revestimiento y desnudez de la mano que anima al títere y de la sucesión de drama y épica.

Nuevas representaciones le esperan de seguro al espectáculo ante nuevos públicos y ante espectadores que aguardan cada vez por su reaparición, para volver a deleitarse con un suceso teatral que, fiel a la naturaleza del arte vivo de la escena, se transforma y enriquece continuamente.

Temática: Artes Escénicas
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...
Noticias   •   Artículos   •   Columnas   •   Entrevistas   •   Críticas   •   Reseñas   •   Dossier    Multimedia   |   Foros   •   Prensa   •   Boletines
optimizado para 1024 x 768 px
- Realización: CUBARTE