Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Miercoles, 23 de Julio, 2014
ir al portal cubarte
Columnas
REFLEXIONES Y VIVENCIAS Senén Suárez Hernández
Voces en mis agrupaciones Fecha: 2006-05-08 Fuente: CUBARTE
Voces en mis agrupaciones
Voces en mis agrupaciones
(Cubarte).- En el año 1939, formé un dúo con Bernabé González, interpretando música mexicana con el cual nos presentamos en la emisora CMGH, situada en la calle Blanchet No 25, en la ciudad de Matanzas un sábado y un domingo, de aquel año.

De regreso a mi pueblo de Manguito provincia de Matanzas, aumentamos el dúo a trío integrándolo con un intérprete más que era mi hermana Elsa y le pusimos como título “Trío Matancero”, cantando música mexicana, con él nos presentamos ese mismo año en la Corte Suprema del Arte de la CMQ, este programa se mantenía diariamente, cantamos “La Malagueña”, un guapango mexicano y obtuvimos el primer premio. El sábado que era la final de los primeros premios de la semana, obtuvimos el segundo lugar y sin ninguna posibilidad de quedarnos, regresamos a nuestro pueblo.

En 1940, me radique en La Habana a tratar de realizar mis ideas musicales, es así que con el Trío de “Luisíto Pla y sus Guaracheros” estuve dos años aproximadamente sin mayores consecuencias. Después conformé el “Trío Bumbané” con Gerardo Navarro (Vilo) y Julio Pérez, transmitíamos diariamente en la emisora Radio Salas ubicada en San Rafael y Consulado sin ninguna paga, disuelto este grupo conformé el trío Caonabó con Tony Tejera y Gerardo Pedroso, al marcharse Pedroso ingresó en el grupo Orlando Vallejo, con este trío actuamos diariamente en el “Club Esquire” situado en Neptuno y Prado, solo por la supervivencia.

Por esa época el trompetista puertorriqueño Celso Vega, nos habló para integrar un quinteto junto a él, de acuerdo los tres aceptamos la proposición y de inmediato Tony trajo a Roberto Valdés como contrabajista, después de varias actuaciones en la “RHC Cadena Azul.”, Celso se marchó para su patria y comenzamos a actuar con Ñico Saquito y “Los Guaracheros de Oriente” que fue el nombre que el compositor le puso al cuarteto . En este tiempo yo conformé el conjunto “Colonial” junto a Carlos Fáxas y Nelo Sosa, con los cuales grabamos más de 20 obras, pues no teníamos interferencias en los trabajos..

En 1948, me integré al conjunto de Ernesto Grenet en Tropicana, donde se encontraban los cantantes Laito Sureda y Orlando Vallejo. Por esa época me vino a ver Nelo Sosa y Tony Tejera, pues ellos habían conformado un conjunto pero el Sindicato de Músicos no le daba permiso para trabajar, a no ser con el nombre de “Colonial” que yo tenía registrado, ya que teníamos muy buena amistad, le di un papel con mi consentimiento e inmediatamente comenzaron a realizar una magnífica actuación de actividades en todos los niveles.

En 1950 se nos terminó el contrato y marchamos a Maracaibo, en este viaje Laito no quiso ir y lo sustituimos por Chelino, de regreso, Grenet me propuso que me quedara con el grupo porque él no iba a seguir en la música. Y el 14 de diciembre de 1950 comenzamos a trabajar en el cabaret “Río Club” situado en las márgenes del río Almendares, esta actividad no tuvo éxito.

A principios del 51, comenzamos a laborar en el cabaret Tropicana con los cantantes Raúl Fundora, Laito Sureda y el que subscribe, en ese tiempo grabamos “Guaguancó Callejero” de Ignacio Piñeiro, lo cual resultó un éxito, de esta forma completamos el disco junto con 10 obras más en la disquera Puchito.

En 1953 Laito se marcha con la Sonora Matancera y comenzaron a trabajar conmigo en el cabaret Tropicana los siguientes cantantes en distintos períodos.

Tony Smith, Raúl Plana y Miguelito Hernández que fue en definitiva quien se quedó fijo. Con este intérprete realizamos unas 20 grabaciones entre otras “Consuelate como yo”, “Virgen de Regla” “Yenyere gumá” y otras obras.

En 1955, Sureda Hernández regresa a la agrupación la cual queda de la siguiente forma:

Raúl Fundora en bolero, Laito en las guarachas y Senén Suárez coro y segunda voz en algunos números. También por esta época ingresó con nosotros la “Emperatriz del Danzonete Paulina Álvarez” y como invitados realizamos grabaciones con Orlando Vallejo, el legendario sonero, Jesús (Tata) Gutiérrez, Carlos Querol y las Hermanas Romay.

A finales de 1957, terminamos en Tropicana y decidí reducir el grupo a la mínima expresión con los siguientes músicos: Homero Balboa piano, el flaco Nelson baterista y Franca contrabajo, más guitarra Senén Suárez, entonces comenzamos en el Cabaret Sans Soucí y llevamos como solista a Edelia Ferrer.

En 1958, comenzamos en el club Saint Jonhn´s. Como los trabajos en aquellas época eran de corta duración, en esta ocasión estábamos constituidos por Homero Balboa piano, Roberto Casas contrabajo, Laito Sureda voz y Senén Suárez guitarra.

En 1959, pasamos a trabajar en el club “La Red” situado en L y 19, en esta ocasión tuve los siguientes intérpretes esporádicos, Laito Sureda, Regino Tellechéa, Gerardo Portillo Scull, las cancioneras Isabelita Morgan, y Guadalupe Yoly (La Lupe).

En 1960, pasamos a trabajar en el “Salón Rojo del Capri” con el siguiente personal Luis Mendoza piano, Andrés Hernández contrabajo, Gerardo Portillo Scull cantando y tocando tumbadora y Senén Suárez guitarra.

En el Salón Rojo del Capri conseguimos que la empresa nos aumentara dos plazas más, que seríamos un tumbador y un baterista, resultando que éramos para esa fecha 6 músicos, entonces así nos mantuvimos realizando TV, y radio. Fue en el 1967 en que nos llamaron del Instituto Nacional de la Industria Turística (INIT), para integrar una delegación a la EXPO 67, que se iba a celebrar en la ciudad de Montreal, Canadá.

El viaje lo realizamos en el barco “Pino del Agua” con un destacamento de 300 y tantos compañeros ya adiestrados para esa misión, en la travesía del viaje nos pasaron todas las vicisitudes que los marineros duchos en estas cuestiones conocían, vientos de galernas, mareos por todas partes, hasta que por fin llegamos a Montreal por el río San Lorenzo, o sea 8 días sin ver tierra. En esa travesía si actuamos en cinco ocasiones fue mucho porque el piano se pasó casi todo el tiempo boca abajo. El acuerdo de amenizar el viaje que serían 8 días se convirtió en tres meses y medio.

Nuestra labor en la EXPO 67 resultó muy bien recibida por los visitantes al pabellón nuestro, sobre todo, “La Guantanamera” teníamos que tocarla infinidad de veces en el día .y los músicos se portaron de maravilla, debo decir que el combo lo constituían: en el piano Luis Mendoza, en el contrabajo, Andrés Hernández, en las tumba Lázaro Villaurrutia, en las pailas Rafael Urribarres, en la guitarra Senén Suárez y cantando Estanislao Sureda (Laito), Portillo no hizo el viaje por sufrir un accidente, en su lugar viajó Reinaldo Vázquez.

De regreso sucedió lo que siempre pasa en los grupos, nos dividimos en dos partes, Laito y yo por un lado y los demás músicos por otra. No obstante seguimos trabajando sin ninguna novedad los dos grupos.

En mi combo ingresa como vocalista Ney Joaquín Leonard (Boby) y demás componentes, nuestra labor siguió realizando actividades de todas clases, es decir carnavales, TV, giras nacionales etc, aunque en las voces hubo muchos cambios como por ejemplo: por Boby entró Pedro Gómez, después Lorenzo Hidalgo, José Hernández y por último Ángel Abreu, por suerte Laito fue el que más tiempo estuvo en la unidad.

Así pasaron los años y en 1978 viajamos a la República de Angola en una embajada artística integrada por: “Consuelito Vidal,” su hijo “Amaury”, El trío “Los Embajadores”, “Elizabeth de Gracia” y su guitarrista, “Nereida y Gilberto Naranjo” y “Alberto Pedro” declamador, más el combo nuestro cantando “Laito Sureda”.

Ese mismo año partimos para la Unión Soviética en una gira de seis meses. Para esa ocasión integraba el grupo el intérprete bolerista Hugo González. Esta gira estaba programada para muchos países, aunque solo actuamos en: Lituania, Letonia, Kharko, Sochi, Leningrádo (hoy con otro nombre), Kalini, Rostov, y Moscú. Pienso que fue un magnífico trabajo.

En 1980,, viajamos a la republica de Nicaragua donde solo iba cantando Laito Sureda, siempre con su voz de hierro, también es de mencionar que allí esperamos el nuevo año ya mencionado con los internacionalistas cubanos.

En 1981, viajamos a Granada con el excelente intérprete Manuel Licea (Puntillita), Laito se negó a marchar en el viaje por alegar que el avión que nos ponían era muy chiquito. Allí también esperamos el año nuevo con los trabajadores cuba

En 1983, realizamos un kilométrico viaje a la República de Guinea, por lo que primero llegamos a Moscú y después de tres días viajamos en otro avión hasta Guinea, en esta ocasión llevábamos al bolerista Angelito Abreu., más Sureda en las guarachas.

Este viaje nos fue difícil porque el pianista Ramón Dorca se enfermó de gravedad y no pudo actuar en los meses que estuvimos en este país, al cual recorrimos casi todo, no obstante la actividad en general quedó muy destacada recibiendo en esta ocasión un reconocimiento de la Embajada de Cuba en Guinea

En 1984 realizamos una gira por la Republica de Nicaragua bajo la dirección del expedicionario del yate Granma, y vicepresidente del ICAP. Guillen Celaya, actuando entre otros lugares: “Centro de Constructores Celia Sánchez”, “Provincia de Granada”, “Masaya”, “Matagalpa”, “Chagüitón”, “Provincia de Esteli”, “Montañas de Velar”, “Provincia de Rivas”, “Peña Blanca”, etc. En esta ocasión también esperamos el año con los cooperantes cubanos. .

El resto de los años 80, nos mantuvimos trabajando para turismo internacional, labor de la cual nuestro grupo fue pionero en los años 71, en “Arenas Blancas” la playa de Varadero, donde permanecimos algo más de un año.

Aunque por los años ya mencionados o sea los 80, actuábamos en “Playa del Este” unas veces en el “Hotel Mar Azul”, otra en “Playa Hermosa” y al final en el “Megano” donde entre otras cosas llegamos al año 1987 en que presentamos el retiro, el cual nos llegó a mi y a Laito en 1988.

.En este trabajo he querido mencionar y destacar los intérpretes que compartieron sus vidas artísticas en mayor o menor tiempo en mis agrupaciones y dejar constancia de lo honrado que me he sentido con todos ellos y en particular con algunos que fueron cimiento de nuestra cultura musical de nuestra patria, tan querida y admirada sobre todo en estos tiempos convulsos y revueltos, por el egoísmo la incomprensión y prepotencia de los poderosos.

Temática: Música
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...
Noticias   •   Artículos   •   Columnas   •   Entrevistas   •   Críticas   •   Reseñas   •   Dossier    Multimedia   |   Foros   •   Prensa   •   Boletines
optimizado para 1024 x 768 px
- Realización: CUBARTE