Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Martes, 30 de Septiembre, 2014
ir al portal cubarte
Críticas
Dos revistas cincuentenarias Fecha: 2012-03-07 Fuente: CUBARTE
Revista UNION
Revista UNION

La historia de la Revolución ha sido mal contada. Las efemérides eslabonan los acontecimientos fundamentales y el empeño manipulador por desacreditar la obra de medio siglo intenta borrar un quehacer social y cultural que, en última instancia, pertenece a todos los cubanos. Como ocurre en todo proceso radical de la misma índole, se ha producido una remoción de clases con repercusiones en muchos órdenes de la vida. En otro plano, el de la cultura, la revisión del panorama se circunscribe a una síntesis reduccionista de asuntos relacionados con ciertos aspectos de la política cultural, interpretaciones de Palabras a los intelectuales, antecedentes y consecuencias del quinquenio gris, la homofobia y el dogmatismo.

Sin embargo, el concepto de política cultural contiene muchos otros ingredientes. Destacan entre ellos, la fundación de instituciones destinadas a la formación de artistas, junto a todas aquellas orientadas a la difusión de sus obras, los esfuerzos por rescatar el patrimonio nacional. La valoración cualitativa de estos resultados es indispensable en una etapa caracterizada por el triunfo del neoliberalismo tecnocrático más brutal en el primer mundo, frente a las búsquedas de otros horizontes en la América Latina. Es hora de pensar en las repercusiones de la pérdida irreparable de bienes intangibles del desarrollo humano, sin el cual muy poco disfrutables serán los bienes materiales. Más allá de un recetario ideológico simplista, en este sentido deberán centrarse las reflexiones de los intelectuales, especie amenazada de extinción en semejante contexto. El análisis equilibrado implica el reconocimiento necesario de las carencias. Una de ellas se revela en la falta de una política de investigación coherente en el campo de las ciencias sociales y la cultura. Aplicando a este último término su acepción más restringida, las inconsecuencias se advierten en las universidades y en los centros especializados. La crítica entorno al Diccionario de Literatura subraya las diferencias debidas al sectarismo y la paralización. Pero ha habido también ausencia de sistematicidad a la hora de llevar a cabo un programa, así como la sujeción a modas académicas en la atención preferente concedida a la selección de algunos temas.

Zona inexplorada, las revistas culturales recogen la respiración cotidiana del movimiento de las ideas, en lo artístico y aun en muchos aspectos que repercuten en ese ámbito, muestran el rejuego de los grupos y de las influencias, acogen las variantes de la visualidad en tanto lenguaje revelador de objetivos y destinatarios. A lo largo del siglo XX, hubo publicaciones duraderas y efímeras, más o menos ambiciosas, conformadoras en su conjunto de una urdimbre densa, de vaivenes y continuidades, indispensables todas para un mejor conocimiento del clima que animó los proyectos individuales recogidos hoy en nuestros escasos panoramas históricos. Una Órbita dedicada a la Revista de Avance, publicada hace muchos años requeriría una nueva mirada, complementada quizá con un vistazo hacia Atuei para recoger la atmósfera del vanguardismo. Faltan estudios serios sobre Cuba Contemporánea y Social. Por razones obvias, Casa de las Américas y Lunes de Revolución han sido observadas desde muchos puntos de vista. No ocurre así con revistas que también han expresado la movilidad de la vida cultural en tiempos de revolución. Es el caso de La Gaceta de Cuba y Unión, que cumplen cincuenta años en este 2012.

Ambas surgieron a poco de fundarse la UNEAC. Ambas respondían al propósito de favorecer un espacio común para las distintas tendencias que caracterizaron la época, aunque ninguna obra de esta naturaleza puede escapar ala marca dejada por sus directores sucesivos. La Gaceta respondía al perfil propio de un magazine cultural. Ocupaba el vacío dejado por los suplementos de Hoy y Revolución. Con ese espíritu, el primer decenio acogió las polémicas más significativas de los sesenta. Intentó recoger la esencia de las nuevas generaciones en los distintos sectores de la creación artística y literaria. En formato de libro, Unión valoraba a los clásicos y a los modernos. A través de medio siglo, se produjeron cambios de formato, de directores sobre todo, se han venido reflejando mutaciones de orden político. En los sesenta del pasado siglo, se advierte el acercamiento a los países socialistas. Hubo luego un paulatino reemplazo generacional y un viraje significativo a finales de la década de los ochenta. La Gaceta recuperó protagonismo en la vida cultural. Rompió muchas zonas de silencio. Paso a paso, se abrió a la polémica. Amplió el espectro cultural, acentuó la presencia del cine, de la música popular y se colocó en el borde de las ciencias sociales al retomar asuntos de interés histórico. Subrayó los vínculos entre cultura, ciudad y arquitectura. Incorporó textos de escritores residentes fuera del país. Promovió concursos de ensayo, cuento y poesía, con lo cual favoreció la circulación de nuevas voces.

Con otro empaque, más centrada en la ciudad letrada, Unión ha tanteado por distintos rumbos, modelada por diferentes directores. No ha faltado alguna filiación origenista. Sus números más recientes parecen definirse en torno a la búsqueda de una nueva perspectiva de la cultura cubana, a modo de relectura desde el presente y la exhumación de papeles olvidados. La entrega dedicada a Eliseo Diego sitúa al poeta en su ambiente familiar y revela pasajes de su novela inconclusa. El cuaderno más reciente reivindica con justicia a Ángel Acosta León. Contiene un texto excepcional, verdadera inmersión en el universo secreto del pintor, obra inédita hasta ahora del originalísimo investigador José Seoane.

Las efemérides no pueden limitarse a evocaciones nostálgicas y homenajes formales. Deben constituirse en acicate para sacudir la modorra y la rutina, para convocar a la siempre indispensable relectura del pasado, incluido el que nos toca más de cerca, el de este medio siglo de Revolución.


 

 

Imagen: Internet

Temática: Libro y Literatura
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...