Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Sabado, 23 de Agosto, 2014
ir al portal cubarte
Críticas
¿Puede existir la cultura artístico-literaria sin cultura científica? Fecha: 2012-03-09 Fuente: CUBARTE
¿Puede existir la cultura artístico-literaria sin cultura científica?
 ¿Puede existir la cultura artístico-literaria sin cultura científica?

En las secciones culturales de periódicos, revistas, radio y televisión de Cuba y del resto del mundo prácticamente no aparecen referencias cotidianas al mundo científico, su desarrollo y avances.

¡Muy clara está la razón…! ―dirá más de uno de los lectores de este comentario para añadir con aparente lógica― ¿qué tienen que ver los adelantos de las ciencias con el acontecer creativo del arte y la literatura? Estos dos derroteros de la creación humana nacen de la mente, los sentimientos, el corazón y nada tienen que ver con los viajes siderales de naves cósmicas o los problemas de la contaminación ambiental de nuestros días.

Así razona una parte no despreciable de los lectores, radioyentes y telespectadores de Cuba y de las cuatro esquinas de este planeta azul.

Ante ese “aplastante” alud de planteamientos “lógicos” y de muy larga tradición comienzo por una pregunta sencilla: ¿quiénes históricamente han creado la base material de la cual se han servidos escritores y artistas del cine, la radio, la TV y las artes plásticas?

¿Acaso la tinta, el papel o las imprentas fueron creadas por escritores?... ¿los colores utilizados en cada lienzo nacieron de la mente creativa de algún pintor?

Por supuesto que no. Inteligentes y creativos hombres vinculados al desarrollo multifacético de las ciencias abrieron esos caminos. Pero quedaron prácticamente marginados de la historia oficial en las artes y de la literatura.

Pondré ejemplos concretos ―y muy actuales― sobre cuánto le debe la cultura artística a su hermana la cultura científica.

El cine, llamado el séptimo arte… ¿acaso fue creado por un pintor… su nacimiento se debió a un taquillero actor teatral… o quizás resultó obra de un preclaro escritor?

Negativo, nos dice la historia. Los hermanos Lumiere, apellido de dos hermanos franceses, Louis (1864-1948) y Auguste (1862-1954) fueron los inventores del cine, o sea, fabricantes de material fotográfico sentaron las bases para esta manifestación de arte.

Louis y Auguste regentaban, junto con su padre, una fábrica de material fotográfico. El 13 de febrero de 1895 patentaron lo que se puede considerar la primera cámara de cine, que también funcionaba como proyector e impresora de copias. A este ingenio lo llamaron Cinematógrafo, del que se derivó, precisamente, la palabra cine. Esta máquina funcionaba accionada por una manivela, que permitía el arrastre intermitente de la película a una velocidad de 16 imágenes por segundo.

Para la presentación pública del invento contaron con la ayuda del fotógrafo Clément Maurice, quien finalmente eligió un pequeño local de París situado en el sótano del Grand Café del Boulevard des Capuchines. La fecha escogida para la presentación de la primera película de la historia fue el 28 de diciembre de 1895. A la exhibición asistieron algunas personalidades de la escena teatral parisina, como Georges Mélies, quien inmediatamente apreció las enormes posibilidades artísticas de lo que estaba contemplando. El programa de estas primeras proyecciones estaba constituido por diez películas entre las que se encontraban Partida de naipes, protagonizada por miembros de la familia Lumiere; La llegada del tren, que causaba gran impacto entre el público, y, sobre todo, Salida de los obreros de la fábrica Lumiere, primera cinta rodada por los hermanos y un importante documento social antecesor de los primeros documentales.

Ni Louis ni Auguste eran hombres vinculados a las élites artísticas de finales del siglo XIX. Todo lo contrario, formaban en las filas de los creadores científicos asentados en la capital francesa. En este punto preguntémonos todos si hubieran existido los famosos directores del cine mundial (de Hitchcock a Kurosawa), o actores y actrices destacados del 7mo. arte (Chaplin y Bette Davis - Humphrey Bogart y Joan Crawford) sin la mente científica de los Lumiere,

¿Otro ejemplo bien concreto sobre lo que debe la cultura artística a su homóloga científica? Respondamos lo siguiente: ¿quién creó la radio? ¿acaso el comentarista deportivo de una revista… o cierto periodista dedicado a los llamados asuntos culturales?

Por supuesto que no, porque estos especialistas radiales llegaron después que un ingeniero italiano llamado Guglielmo Marconi creó las bases científicas para el nacimiento y desarrollo de este medio de comunicación en las postrimerías del siglo XIX.

¿Y qué decir de la TV?... ¿quizás estudiosos de las artes visuales resultaron sus creadores?

Los primeros dispositivos realmente satisfactorios para captar imágenes se basaron en el iconoscopio, invento desarrollado por el físico estadounidense de origen ruso Vladimir Kosma Zworykin en 1923. En 1926 el ingeniero escocés John Logie Baird desarrolló un sistema que incorporaba los rayos infrarrojos para captar imágenes en la oscuridad. Con la llegada de los llamados tubos electrónicos, los avances en la transmisión radiofónica y los circuitos que se produjeron en años posteriores a la I Guerra Mundial, los sistemas para transmisión de imágenes en vivo se convirtieron en una realidad. Otra área para el amplio desarrollo de la cultura artística nacida en la ciencia.

Llega el momento preciso para conocer, con ejemplos de nuestra época y de tiempos anteriores, si la cultura artística y literaria solo le debe a la cultura científica su base material.

Pregunto: ¿en qué se basan los argumentos de las novelas de ciencia-ficción? ¿La fama mundial de las obras de Julio Verne tuvo que ver ―o no― con temáticas científicas? ¿La serie Cosmos, creada para la TV por el científico estadounidense Carl Sagan ha sido ―o no― un histórico éxito de público en EE.UU. y en el resto del mundo? La cadena mundial de TV de la National Geographic Society ¿basa ―o no― sus lauros internacionales en la amplia programación dedicada a la ciencia geográfica y al entorno natural del hombre? ¿Un éxito mundial en el cine de nuestro tiempo, no ha sido La Guerra de las Galaxias?

En sus Reflexiones del 6 de enero del presente año, el Comandante en Jefe, Fidel Castro señaló con absoluta claridad que “…en meses recientes, otro fabuloso material fílmico exhibido fue Océanos, elaborado por dos realizadores franceses, considerado el mejor filme del año en Cuba; tal vez, a mi juicio, el mejor de esta época…”

Lo expuesto hasta aquí ofrece una clara demostración de la capacidad de la cultura científica para generar y potenciar la obra creadora de la cultura artística y literaria.

Hago en este punto una aclaración necesaria: no considero que la cultura científica esté por encima, o sea más importante, que la cultura artístico-literaria. Ambas se interrelacionan y complementan armónicamente.

Finalizo esta primera expedición a un terreno polémico con el anuncio del acercamiento a dos hechos prácticamente olvidados en los medios de prensa y que serán abordados en el próximo comentario: el curioso origen de la palabra cultura y la opinión de José Martí acerca de los poetas como “profetas de la ciencia”…

Lo inesperado, la porfía y el asombro le esperan.

 

 

Imagen: Internet

Temática: Cultura General
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...