Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Lunes, 24 de Noviembre, 2014
ir al portal cubarte
Entrevistas
CUBADISCO. Yolo Bonilla: entre Cuba y Brasil, mucha música Fecha: 2012-04-26 Fuente: CubaSí
Yolo Bonilla
Yolo Bonilla

El disco de Yolo Bonilla “Yolinho Habaneiro” resulta una pieza peculiar en el Cubadisco 2012, donde está nominado en la categoría de Antología de versiones. Lo primero que salta a la vista con este álbum, o mejor dicho, a los oídos, es la lengua portuguesa, esa que tiene una cadencia deliciosa y apasionante y que ahora acompaña la letra de temas emblemáticos de nuestro repertorio.

 

Pudiera parecer una obra apócrifa en nuestro panorama musical. Quizás sea ese detalle curioso lo que inicialmente atraiga nuestra atención hacia esta producción independiente del novísimo trovador. Lo que sí es casi seguro es que, después de conocer la noticia, mucha gente sintonizará, en la radio, los temas de Yolo que más están sonando ahora.

 

La música cubana siempre tiene algo para dar de qué hablar, y si viene con sabor a Brasil, apuesto a que ganará no pocos seguidores. El autor de este álbum que viaja entre el son cubano y la samba brasileña conversó con Cubasí sobre sus expectativas en la Feria Cubadisco 2012.

 

“Estoy nominado en una categoría que es extremadamente difícil: Antología de versiones, donde compiten obras muy buenas.

 

Este es un disco en el que he trabajado por más de dos años de manera independiente, y desde que empezamos a hacerlo mucha gente se involucró en el proyecto. Tuvimos la suerte de que la productora Bis Music lo presentara al Cubadisco y yo creo que el hecho de estar nominado es ya una meta lograda”.

 

Se trata de un disco diferente en nuestra música, ¿qué esperas de él?

 

Lo que más me impresiona hasta ahora es la reacción de la gente. Yo pensaba que aquí sería visto como un disco muy raro porque está en portugués. Para algunos eso puede parecer inquietante.

 

Según me han dicho algunos expertos este es un trabajo novedoso en la música cubana pues antes se había grabado algunas canciones aisladas pero no un disco íntegro en portugués con clásicos nuestros.

 

Este es el primer disco de una trilogía. Los tres álbumes serán en portugués.

 

¿Por qué escogiste este idioma para tu proyecto?

 

Primeramente porque es una lengua que yo hablo y porque yo estuve en Brasil. Cuba y esa nación tienen nexos culturales sólidos, sin embargo, fuera de Buena Vista Social Club, Orishas, Pablo Milanés o Silvio Rodríguez no se conoce mucho más de nuestra música allá.

 

Esta es una manera de hacerle llegar a la gente, no solo de Brasil- estamos hablando de cientos de millones de habitantes que hablan el portugués-,  la música cubana en su idioma para que se adentren en la manera de decir de nuestros autores.

 

Mientras estábamos haciendo el disco el estilo de cada compositor fue muy respetado por nosotros. Por ejemplo algunos temas son de los años 30 ó 40 del pasado siglo y mantuvimos la esencia.

 

¿Qué temas encontrará el público en “Yolinho Habaneiro”?

 

Temas antológicos como “La tarde” de Sindo Garay; “Vete de mí”, de los Hermanos Expósito y que fue popularizada por Bola de Nieve; “Dos gardenias” de Isolina Carrillo; “20 años” de María Teresa Vera; “Suavecito” de Ignacio Piñeiro; “El camisón de Pepa” de Compay Segundo; “Todos los ojos te miran” de Pablo Milanés; “El viento eres tú” de Silvio Rodríguez; “Regrésamelo todo” de Raúl Torres.

 

Ya estoy trabajando en el segundo volumen y tengo registradas canciones de Gerardo Alfonso y Donato Pobeda, y en esa medida me voy acercando a mí generación. Un tema de Buena Fe será tal vez el punto de anclaje entre la Nueva Trova, mi tiempo y otros jóvenes que vienen después y que también tienen canciones muy buenas.

 

Los tres discos están conectados. El último volumen se corresponderá con los trovadores de mi generación. La idea es dar una panorámica de la grandeza de esas composiciones cubanas.

 

Al ser en portugués te diriges de cierta forma al mercado extranjero, ¿tienes alguna gira internacional u otro proyecto coordinado?

 

Yo estoy trabajando ahora muy de cerca con la secretaría cultural de la embajada de Brasil. Me están apoyando en el concierto de presentación del disco. El Instituto de la Música y Cubadisco también me han ayudado mucho.

 

Yo no estoy haciendo cosas puras, mezclo todo. Canciones que originalmente estén en samba las hago con cha cha cha, mambo y al revés.

 

Haremos otro concierto en septiembre, en el que pensamos involucrar estudiantes de las escuelas de música, y planificamos otro recital en diciembre.

 

Los brasileños están muy interesados en mantener un espacio así en el año y yo quiero lograr algo interactivo, involucrar más músicos cubanos que consuman esta música.

 

Ahora estoy trabajando con el video clip que será con “El camisón de Pepa”, que es el tema en el cual me ayudó el maestro Barbarito Torres de Buena Vista Social Club.

 

Estamos trabajando en un documental que recoja todos estos sucesos y queremos hacer DVD con la grabación de los conciertos.

 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las producciones independientes para ti como joven trovador?

 

En una producción musical independiente, el artista es responsable completamente de su obra. En el trabajo con las discográficas te asignan un productor que tiene mucha experiencia pero quizás no comprende tus intenciones musicales, no siempre se logra un balance entre lo que quiere el autor y el editor, eso pasa en todos los sectores del arte, no solo en la música.

 

El autor es el responsable de los logros y los fracasos, pero las cosas salen como uno quiere hacerlas, desde los arreglos, las decisiones sobre los intérpretes, el repertorio, definimos el ritmo de trabajo… hay menos presión en ese sentido.

 

Esto es una escuela, no es fácil hacerlo porque no tenemos el oficio de los productores de las discográficas, en la medida en que aprendemos, podremos convertirnos en un productor musical.

 

La principal desventaja es el presupuesto. Tenemos que asociarnos a un pequeño estudio que, si bien tiene una calidad buena y son más económicos no cuentan con toda la inversión de un estudio legitimado. Todo depende de la seriedad  y la profesionalidad de los grabadores. El trabajo del técnico de sonido aquí es fundamental. 

 

Precisamente por haberlo hecho independiente me tomó 2 años y hubo varios inconvenientes. Lo mejor hoy para un artista es hacer un híbrido: tomar el presupuesto de la institución que financie el disco y grabar en un estudio pequeño.

 

¿Qué otros músicos colaboraron en los arreglos e interpretación del álbum?

 

Es el primer disco 100 por ciento mío. Tuve que hacer arreglos que en otro momento no me hubiera atrevido. Compartí con músicos excelentes como el clarinetista Ernesto Camilo Vega, Barbarito Torres y muchos otros.

 

Es un reto grande trabajar con gente que tiene un alto nivel. Si uno no está seguro de lo que quiere no puede trasmitirle toda la intención a ellos, que nos respetan como autor.

 

Esta fue mi graduación como productor musical y como intérprete porque es un disco de versiones. Los temas seleccionados, al ser grandes clásicos de la música cubana, han sido muy versionados por grandes como Omara, Elena Burke o Ana Belén, que tienen un alto reconocimiento internacional.

 

Es difícil quitarnos el germen de la comparación, sin embargo, con este disco creo que el idioma me ha ayudado, no ha habido comparación.

 

Creo que llega de una manera diferente. Por cuestiones de fonética yo tuve que hacer todos los coros del disco. Hay canciones en las que   tuve que grabar 16 voces. Eso se lo agradezco a mi profesor Ramón Chávez, que trabajó conmigo varios meses, eso me elevó la tesitura a un nivel que yo mismo no me lo creía. Logré ampliar mi registro vocal y mejorar en cuestiones técnicas. Eso a veces los trovadores lo descuidamos; generalmente nos preocupamos por la letra y la bomba, nada más.

Temática: Música
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...