Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Jueves, 24 de Abril, 2014
ir al portal cubarte
Noticias
Séptimo aniversario de una esquina de luz
Por: José Miguel Rodríguez Ortiz
Fecha: 2012-02-05 Fuente: CUBARTE
Foto: Adiley Cilleros / CUBARTE
Foto: Adiley Cilleros / CUBARTE

La Habana - Siete años cumplió este 3 de febrero “la casa de lo posible”, como calificara al Centro Cultural Dulce María Loynaz uno de sus fundadores y director por más de seis años, Alberto Edel Morales. “Hay pocas cosas tan agradables como estar en este patio en un día como hoy”, expresó el poeta en la tarde del viernes, durante una sencilla celebración a la que asistieron, entre otros, Antón Arrufat, Liborio Noval, Aitana Alberti y Jesús David Curbelo, su actual director.

El encuentro comenzó con la interpretación de un tema musical a cargo del trovador Raúl Marchena, destacado autor de la trova villaclareña e iniciador del espacio Trovuntivitis, para luego dar paso a las palabras de Edel.
 
“Agradezco a ese público diverso que hace posible que este sea un centro vivo”, expresó, y luego dio gracias a los conductores de los disímiles espacios que han sesionado en todos estos años: Raúl Rodríguez la O con su espacio de historia, Fe de Vida con Aitana Alberti, las peñas de Marilyn Bobes, Finas Redes que conduce el propio Jesús David, Liborio Noval durante los gratos Encuentro con..., y Alina Pérez con Salud desde los libros, por solo mencionar algunos.

También agradeció a los trabajadores del centro, “quienes ponen con vocación de servir todo su empeño”, no solo por contribuir con su trabajo diario al feliz desenvolvimiento de la vida cultural, sino también por cuidarlo  y mantenerlo, comentó. Más adelante recordó que el Centro Cultural Dulce María Loynaz fue inaugurado en el año 2005 como parte de la 14 Feria Internacional del Libro de La Habana, con el apoyo de una importante colaboración andaluza que permitió transformar esta antigua casa del Vedado en lo que es hoy.

Y primero era el aguaEn otro momento del festejo, Edel presentó una exposición de la artista pinareña María Caridad Díaz García (Mary Cary) titulada Y primero era el agua, inspirado en el libro Juegos de Agua, de Dulce María Loynaz.

Mary Cary ya se había presentado en este centro una vez con una exposición que sostenía sus títulos sobre los versos de la poetisa cubana, a la que no conoció pero la unen varios vínculos desde el arte y las vivencias personales.

Esta exposición, que estuvo desde el 10 de diciembre en la Casa de la Poesía de La Habana Vieja, y estará durante los próximos dos meses en la galería del Loynaz, está acompañada de un poema de Pablo Armando Fernández, dedicado especialmente a la artista, y ha significado un reto para ella, al usar por primera vez pigmentos de vegetales sobre cartulina.
 
En sus palabras al público, Mary Cary explicó cómo juega en su obra con el elemento agua como esencia de vida y principio de la existencia, y manifestó sentir siempre en esta, la casa de Dulce María, “su hálito, su presencia”.   

Así, en los jardines de lo que antes fuera la casa de la autora de Fe de Vida, y a los pies de la fuente donde esta conversara más de una vez con otra maravillosa de las letras, Gabriela Mistral, fue celebrado el séptimo aniversario del actual Centro Cultural Dulce María Loynaz, situado en el corazón del Vedado (19 esquina E), y que acogerá este mes de febrero variadas actividades con motivo de la 21 Feria Internacional del Libro, entre ellas el Taller de Jóvenes Escritores Latinoamericanos y Caribeños, del 14 al 17 próximos.
 
Que siga esta esquina dando luz este año y los venideros, y que pueda sorprendernos nuevamente en su jardín el vuelo de un colibrí.

Temática: Cultura General
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...
Noticias   •   Artículos   •   Columnas   •   Entrevistas   •   Críticas   •   Reseñas   •   Dossier    Multimedia   |   Foros   •   Prensa   •   Boletines
optimizado para 1024 x 768 px
- Realización: CUBARTE