Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Jueves, 17 de Abril, 2014
ir al portal cubarte
Opinión
Ana Mercedes Hoyos: la fuerza telúrica del arte… Fecha: 2011-12-16 Fuente: CUBARTE
Ana Mercedes Hoyos: la fuerza telúrica del arte…
Ana Mercedes Hoyos: la fuerza telúrica del arte…

Hombres, mujeres y objetos emergen de las profundidades del dibujo o la pintura, y los fragmentos de material en la superficie de cuadros y esculturas, semejan como petroglifos del pasado devenidos en grafiti del presente. Pero hay más, cuando cruzan por la obra de la destacada artista colombiana cobran una nueva vida, adquieren otra dimensión.

Les presento a Ana Mercedes Hoyos, una de las más interesantes y reconocidas artistas colombianas contemporáneas de mayor proyección internacional, que por estos días de diciembre (8 al 20) mostrará un conjunto de piezas reunidas en la muestra Aurora, abierta en la sala transitoria del memorial José Martí (Plaza de la Revolución), auspiciada por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, la embajada de la República de Colombia, y la sede que la acoge, con el apoyo de la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia.

Aurora,en la que se exponen alrededor de 15 piezas (dibujos, pinturas, esculturas y fotografías), la singular creadora subraya lo popular, las costumbres y la vida, como temas dominantes en su quehacer plástico, que mezcla con un singular manejo y generosidad del color, a partir de un trabajo inteligente apoyado por el vasto conocimiento de lo tratado. Amén de que en sus creaciones reúne, cual mestizaje nuestro, en plural, variados modos de expresión de las culturas americanas, lo afro, el Pop Art y hasta el post-impresionismo europeo. Ella es radical, porque bebe y funda su proyecto de las raíces más sinceras de nuestros pueblos.

Con la sabiduría de alguien con pleno control de su mirada sobre lo visible y mucha coherencia en su interpretación, la artista ―que ha recibido innumerables Premios y Reconocimientos en Colombia, España, Estados Unidos, Japón, India y Panamá, entre otros―, no es otra cosa que una narradora extraordinaria que sabe eternizar en sus piezas la realidad histórica y cultural latinoamericana. Y como refiere el Sr. Gustavo Bell Lemus, embajador de Colombia, en las palabras del catálogo de la exposición: “Desde su depurado y sedimentado lenguaje estético, Ana Mercedes Hoyos nos presenta una nueva visión de la impronta que los pueblos esclavizados de África han dejado en la compleja identidad cultural de Colombia. Fruto de rigurosos estudios antropológicos y de intensos periodos de convivencia y observación con comunidades de afrodescendientes, Aurora es un significativo paso adelante de la trayectoria artística de una de las figuras más emblemáticas de la plástica contemporánea colombiana”.

La creadora, quien enfoca la identidad a través de un prisma múltiple (por las técnicas utilizadas en su quehacer artístico), pero personal y directo por la temática, netamente latinoamericana, partiendo desde las raíces, no se contenta con representar la vida desde una perspectiva única. Todos su proyectos captan una visión dinámica de la condición humana y nuestra, tan existencial como provocativa, y aún recurrente. Enfocando sus realizaciones descubrimos detalles precisos, gestos arrolladores y múltiples visiones del paso del transcurso del tiempo ―cual una clase de historia―, que cautivan a su audiencia e invitan a especular acerca del significado de la vida en un mundo desbordado por tanta tecnología, la información y hasta la velocidad.

Una tela pintada por ella puede cobrar vida en virtud de las magníficas tonalidades, en contraste con aquella otra parte, en la que el espectador puede disfrutar lo crudo del lienzo, sin su “maquillaje” artístico, intención expresa de la sensible creadora que lo deja como restos arqueológicos, diríamos, como metáfora, hurgando en el pasado y las fuentes… Sus esculturas son igualmente no tradicionales. Derivadas ciertamente de la calidad de objeto de las pinturas, son acumulaciones de materiales e ideas “forzadas” a coexistir con la pintura y el dibujo talentoso. La una complementa a la otra, y las instalaciones demuestran la habilidad de la artista para resolver cualquier dificultad formal relacionada con estas empresas interdisciplinarias.

La fuerza de la creación de Ana Mercedes Hoyos, quien estudió artes plásticas en la Universidad de Los Andes y en la Universidad Nacional de Colombia, viene de varios elementos, entre otros, de la materialidad de la obra misma y la acción directa y física de la artista. Tenemos una fuerte impresión de que su pintura tiene su propia vida, con una presencia física, incluyendo todas las nociones de materia, peso y textura… Y los colores que salen de su trabajo también tienen una fuerza indescriptible, donde un rojo es rojo, un azul es azul y un amarillo, es amarillo, y punto. La tela, el lienzo, la cartulina, el papel, el metal…, también poseen su propio cuerpo. Una particularidad de su labor artística es la existencia física misma de la obra en su ambiente. Es que poseen una materialidad física y una presencia evidente y real. No es fácil olvidar una obra de Ana Mercedes Hoyos porque la misma se muestra material y físicamente a nosotros, si lo queremos o no.

Profundidad de la pintura

La fuerza se inmiscuye también en la acción de pintar. La creadora no pinta con timidez o con un estilo reservado. Sus trazos, sus líneas son amplios, llegan desde lo más profundo de nuestras tierras, a la vez que suma la profundidad tras la pintura. Las formas contienen un peso corpulento, robusto. Porque el estilo físico de Ana Mercedes Hoyos no es bidimensional y plano, como pudiera parecer a simple vista. Uno siente la vida allí donde anidan sus seres y objetos pictóricos. Es tridimensional, exactamente como nosotros y nuestro ambiente. Ante su quehacer artístico no estamos frente a una ventana, desde la cual contemplamos solamente. Estamos en tierra firme y real, es un mero intercambio de hechos que podemos sentir como si estuviéramos viviéndolo; como si ella lo estuviera pintando frente a nosotros. Entonces se rompe la teoría estética que reza: que la obra artística, al fin de su creación tiene su propia existencia y el artista no está más…

En su obra, y la exposición Aurora nos lo hace sentir, tenemos entonces la impresión de que Ana Mercedes Hoyos está aún creando las obras frente a nosotros. Las piezas no son un término, como un producto de arte o el límite de algo inmaterial. Resultan, pues, una prolongación, ella está todavía con nosotros. Por ello, cuando observamos estas piezas de su periplo habanero ―para suerte de nosotros, los espectadores―, podemos hasta palpar aquí ese instante fugaz, pero tangible de la creación, que es sinónimo de vida en esta otra dimensión creada por esos seres llamados ARTISTAS, de cuya legión, forma parte y ocupa un buen puesto, indiscutiblemente.

El conocido profesor mexicano Luis Martín Lozano, al describir el quehacer artístico de Ana Mercedes Hoyos para las palabras del catálogo de la exposición Aurora, retrata con precisión su arte: “Desde América del Norte hasta la Patagonia, incluyendo sin duda el Caribe, la historia de América Latina es también la crónica de la cultura negra que sobrevivió a los traslados, que persistió por encima del sometimiento y que se afianzó en los nuevos territorios y entre los pobladores del mestizaje; y que hoy pervive, vigorosamente, como parte fundamental de algunos de nuestros pueblos, como bien lo comprende la pintora y escultura Ana Mercedes Hoyos. Ella ha hecho suyo el discurso de la resistencia de los negros de San Basilio y de las negras palenqueras…” “… y lleva más de 20 años descubriendo, maravillada, la subsistencia y la dignidad con la que los negros en Colombia se confrontan ante el olvido, la marginación y la falta de oportunidades de desarrollo, y, no obstante, se concentra en mostrarnos la valoración estética que ella observa en su porte, en su andar, en sus fiestas, en el ajuar de sus vestidos, en esos lazos que son persistencia de la memoria, porque son metáforas de antiguos vínculos…” Aurora, dice el maestro, surge de imágenes que forman parte del inconsciente colectivo de los colombianos, cubanos y tantos otros países latinoamericanos….

Teñidas con los colores de su imaginación y vivencias, las obras, repletas de amor por nuestra historia son íconos de una verdad, no solo como acumulación de acciones cotidianas, sino de vida, esa que llega por la experiencia, en carne propia y en la del Arte.

Ana Mercedes Hoyos tiene a su haber más de 25 exposiciones personales en su país, Estados Unidos, América Latina, Europa y Asia. Se han publicado siete libros dedicados a su quehacer artístico, y publicaciones como Newsweek, Time, Art News, Art in America y Les Lettres Francaises, por solo citar estas, se han hecho eco de su obra. Obras suyas se encuentran en importantes instituciones, y colecciones de museos en Colombia, España, Uruguay, México, El Salvador, Venezuela, Estados Unidos y Japón, entre otros países.

 

 

 

 

 

Fotos: Olga Lucía Jordán

Temática: Artes Visuales
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...