Inicio   |   Mapa   |   Español ∇   |   Sabado, 26 de Julio, 2014
ir al portal cubarte
Opinión
Poesía de amor, antología cubana del siglo XX Fecha: 2012-02-26 Fuente: CUBARTE
Poesía de amor, antología cubana del siglo XX
Poesía de amor, antología cubana del siglo XX

Abordar una antología sobre poesía de amor del siglo XX cubano siempre entraña un compromiso con el hecho que se asume.  Demasiado vilipendiada ha sido la valoración por parte de los críticos de la poesía de finales de siglo, con criterios literarios y hasta extraliterarios que se repiten por otros menos conocedores del hecho en sí, aun cuando sigue siendo la poesía  un acto de comprensión.

La búsqueda en un espacio plural de un tipo particular de lírica, tengo que confesar que me asusta sobremanera, pues considero el hecho demasiado serio para imponer categorías hoy cuando nos tropezamos con acotaciones sobre la poesía pura, la poesía gay, la poesía negra, la poesía social, la poesía de la experiencia, la poesía neobarroca, que me hacen levantar barreras a un hecho que siempre tiene referentes inmediatos, en tanto considero la poesía en una concepción monista que me impide visualizar tales clasificaciones, demasiado en modas. Y es que si valoramos estas categorías tendríamos que omitir en una muestra de esta naturaleza si incluyera el propio siglo XIX para poner solo un ejemplo, la obra de Juan Francisco Manzano, el poeta esclavo autor de unos apuntes autobiográficos que constituyen uno de los documentos más estremecedores contra la esclavitud. La obra poética de Manzano, que como es sabido obtuvo la libertad mediante el rescate pagado por los concurrentes a la tertulia de Domingo del Monte, es sumamente breve y en ella descuellan dos hermosos sonetos dedicado a la ciudad con una intensidad bien marcada que bien mereciera estar en cualquier antología.

Les comento que en cierta ocasión me pidieron que tuviera la deferencia de leer un poema de amor y abrí uno de mis libros de modo aleatorio y leí un texto. ¿Acaso pudiéramos confinar la poesía del Eros solo hacia la pareja? ¿No sería esta una lectura demasiado lleno de cursilería? ¿No existen demasiadas antologías en la isla, sin fundamentos (léase necesitadas de un replanteamiento para el hecho en sí)  y con el solo propósito de beneficiar a los allegados?  Resulta que asumir la justa medida de lo que se pretende, llámese muestra o antología requiere más de una visión renovadora en un país que ha abusado demasiado de estas entregas.

La idea no es apenas nueva, el referente más cercano a una propuesta similar al  de esta naturaleza está en la compilación de Poesías de amor hispanoamericanas, realizada por Mario Benedetti en 1969 y de la cual se han realizado varias ediciones. El propio escritor reconoce en el prólogo que: “Para ser estrictamente una antología, debería haberse apoyado en un criterio más riguroso, en una inexpugnable calidad literaria” De allí que advierte que pudieran reconocerse en las páginas ciertos textos algo cursi.  

Al presentar esta obra, Poesía de amor, antología cubana del siglo XX, recomiendo al posible lector  hacer estos replanteos y busca en la misma la posibilidad de acceder a la poesía tan necesitada de estudios con un mayor sentido crítico y de poder acceder, definitivamente, a una obra que en el empeño de brindar una muestra de la poesía cubana del siglo pasado, nos seduce incuestionablemente, hoy cuando nuestro pueblo tanto necesita de la poesía para comprender y comprenderse. Significativo resulta destacar que el panorama de las letras, y en particular, el de los poetas y su obra, está marcado en el siglo XX cubano por un acontecimiento cultural que es el triunfo de la Revolución.

A partir de allí pudiéramos abordar un nuevo tiempo en el discurso poético que siempre aflora en un conjunto de voces como esta. Poetas como Nicolás Guillén, Ángel Augier, Félix Pita Rodríguez, y Manuel Navarro Luna, provenientes de una generación que comenzó a actuar dentro de la literatura cubana en la primera mitad del XX o los poetas del grupo Orígenes, coincidieron con poetas mucho más jóvenes, en un mismo escenario de creación abierto por este acontecimiento histórico  en la década del 60.  Otra particularidad que ofrece el siglo XX es que en el mismo confluyen dos grandes poetas de Cuba: Nicolás Guillén y José Lezama Lima.

De allí que este volumen, con el leitmotiv del amor, nos ofrece una visión de las transformaciones conceptuales que surgían ante el reto de edificar una nueva sociedad, de ello habló Cintio Vitier en Lo cubano en la poesía y creo que siempre una muestra de la poesía de esos años lo reafirma.  

El desbalanceo en la selección de creadores de provincia siempre aflora en itinerarios como estos tan perentorios que nada tienen que ver con lo que sucede realmente en dichos predios.  Dejemos así, parafraseando a José Martí, que un grano de poesía sazone un siglo.

 

 

 

Imagen: Internet

Temática: Libro y Literatura
compartir en:
Lector crítico
Enviar comentario »
adicionando comentario ...