“Cuando mi vecino ruge…”, una reflexión sobre la convivencia en la Fototeca de Cuba / Por Adalys Pérez Suárez


cuando-mi-vecino-ruge-una-reflexion-sobre-la-convivencia-en-la-fototeca-de-cuba-por-adalys-perez-suarez

A la intención de desarrollar una actitud más responsable y agradecida hacia las numerosas especies con las que compartimos el planeta, se suma Cuando mi vecino ruge…, muestra colectiva abierta al público en la galería María Eugenia Haya (Marucha) de la Fototeca de Cuba, hasta el 16 de marzo.

Puestos por el hombre a su servicio desde los tiempos más remotos y convertidos desde entonces en bestias de carga, guardianes o fuentes de alimentos, los animales nos han retribuido, además, con su compañía, lealtad, hermosura y una confianza muchas veces traicionada.

La belleza de algunos ejemplares y el aceptarnos en ocasiones como a uno de ellos, no importa si con una cámara que se les encima, han hecho posibles conmovedoras imágenes, como estas que captaron veintitrés fotógrafos cubanos de diferentes generaciones.

Gracias a los archivos de la Fototeca de Cuba y a la labor de Lisette Ríos, curadora de la muestra, en ella aparecen desde obras de Joaquín Blez, Constantino Arias, Alfredo Sarabia, Mario Díaz y Pedro Abascal, hasta de los más jóvenes como Pilar Rubí o Arien Chang, por solo mencionar algunos.

Agrupados por especies y no por autores, cada bloque va acompañado de una cartela en la que se reseña la simbología que, por su reconocida importancia, ha tenido cada uno de estos animales en las diferentes culturas.

Con un título que logra ser ambivalente, si de personas que no guardan compasión para otros seres vivos se trata, Cuando mi vecino ruge… tuvo una primera edición, más reducida, durante las Romerías de mayo, celebradas el pasado año en la ciudad de Holguín.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte